Música

02.11.2017

POESÍA

La música,

abriga la soledad

como un sol leve

que recibimos en la cara

asomados en una esquina

un día de invierno.

Penetra en la piel del alma

con tintes de color

iluminando el oscuro infinito

que perezoso se desliza

con cada una de las notas

que suenan a nuestro alrededor,

en el salón...

tumbados en el sofá

con un libro cerrado...

con recuerdos

vagamente prendidos de paz

añoranza quizá,

al ritmo vivo y profundo

de cada respiración,

y nos reconcilia con la vida

dispuestos a perdonar todo

y sobre todo, las ausencias.

La música

abriga la soledad.