Inmensidad

15.09.2017

POESÍA

Las miradas flotan sobre el mar

un mar que no ahoga las penas

ni sabe consolar heridas

las heridas que el tiempo

no ha podido curar.

Pero al mar se le puede mirar

como se mira la espera, cara a cara

con la pequeñez de los ojos

desde la orilla, desde cualquier lugar

enfrentándonos a su belleza abismal.

-El mar nunca miente,

aunque jamás diga la verdad-

Sobre sus aguas

cae la luz y cae la oscuridad

siempre distintas, pero siempre igual.

Las miradas, ante la inmensidad,

hacen a nuestros miedos pequeños

y enorme la soledad...

Parecen todo tan pequeño

ante los límites del mar...