Fotógrafos, como mi hermano Juan

19.09.2017

POESÍA

En sus manos,

el ojo óptico que ve y mira

lo que el fotógrafo ve,

dentro del límite exacto

que sus ojos buscan y ven.

Pero él, solo él

retiene lo que ve

y es capaz de custodiarlo

para poderlo volver a ver.

Y en esa mirada del ojo óptico,

que ve lo que el fotógrafo mira y ve,

hay belleza, emoción, recuerdos...

universos que de no estar el fotógrafo,

con ese ojo que ve

lo que mira y lo que ve,

se dejarían perder...