Singladuras

22.07.2017

POESÍA

No llueve, no llueve

es un temporal que arrecia

en medio de este mar...

Entre calles sembradas de tristezas

de regreso al trabajo

sorteando coches, rodeando sucios charcos

soñando en aventuras por lejanos mares

escapando, siempre escapando

de una vida que nos es vida,

por mucho que la gente quiera creer

que es vida moverse y respirar

va arrastrando sus sueños

en busca de algo de felicidad.

En cada cruce de calles

se para, y al poco, se obliga a continuar.

Se jalea como puede,

cada día cuesta más,

rendirse, piensa, no es una posibilidad.

Adelante marinero

no hay que temer al temporal

son miedos cobardes

que te hacen dudar...

Entre calles cada mañana

cruza sus pasos con gente igual

aferradas sus manos en paraguas,

maletines, cochecitos...

y el corazón lejos, muy lejos

navegando por océanos en busca de una vida

que entre calles sembradas de tristezas

sorteando coches

rodeando sucios charcos...

cada mañana de lunes a viernes,

está a punto de naufragar.