SANTANDER

11.07.2017

Es una la línea firme

entre el cielo y el mar

desde la bahía

belleza, serenidad, paz

ciudad silenciosa y quieta,

gris, en un día gris

baño de luz que nos es triste

aunque todo lo domine el gris.

Es el gris luz de plata

-nunca plomo-

al enmarcar las nubes

el solitario perfil

su reflejo en el agua.

Te recorren mis ojos...

Te recuerda mi memoria...

Te sueño en ausencia...

y al contemplarte

veo cada segundo de mi vida,

aunque haya estado muy lejos

el tiempo en tus calles y paseos

siempre me esperó, quieto.