Reloj

16.05.2017

POESÍA

Miré la hora,

seguí andando...

mientras bajaba el Sol al mar,

la luz creció en belleza,

estalló de color el horizonte

cuando la oscuridad

empezó a ser una amenaza.

En la terraza de ese bar,

nos rodeaba la felicidad,

y de ese aire que lo sostenía todo

tomábamos la respiración.

Dejamos desaparecer lentamente al Sol

y al mirar de nuevo la hora

-recuerdo-

volvimos de lejos los dos:

de un viaje al pasado,

de una mirada al futuro

y descubrimos juntos

que el reloj seguía ahí

siempre seguirá ahí...