¿Profesión?

06.04.2017

RELATO

¿Tú qué quieres ser de mayor, niño?

La típica pregunta que siempre hacen los mayores con una sonrisita maliciosa, esperando una respuesta normalita, como: Astronauta, futbolista, bombero, cantante.... a Julián le cogió cruzado.

-Pues yo.... enterrador, quiero ser enterrador.

-¿Enterrador? Pero hijo... por dios santo...- La cara de la señora, vecina del quinto por cierto, se quedó pálida y hasta un pequeño temblor la dio a la pobre mujer.

Julián ni pensó en que su respuesta iba a tener alguna consecuencia pero, ese mismo día bajó la vecina para hablar con la madre. Estuvieron un rato encerradas en la cocina. Cuando Julián, después de estar todo el día en la plaza jugando, regresó a casa, su madre le llamó, como llaman las madres cuando se te va a caer el pelo.

-¡Juliaaaaan! ¡Ven aquí inmediatamente!

Y allí que va Julián a dar explicaciones y, sospechando lo que se le venía encima, a intentar  salir lo mejor parado posible, es decir, sin castigo.

-¿Cómo se te ocurre ir diciendo por ahí que quieres ser enterrador?

- Yo no he ido por ahí, ha sido en el ascensor y porque me preguntó...

-Me da igual dónde haya sido. ¡Ya sé que fue en el ascensor, y a la señora Pepita precisamente, la vecina más cotilla de todo el edificio! ¿Cómo se te ocurre decir que quieres ser enterrador? ¿Quieres que todo el mundo hable de nosotros? ¿Qué nos llamen los Monster?

-Pues el profe dice que todas las profesiones son dignas...

-¡Pues claro que sí! ¡Pero eso no tiene nada que ver con ir asustando ancianitas! ¡Me entiendes! ¡Qué sea la última vez que se te ocurre decir a nadie que quieres ser enterrador! ¡Me has oído, la última vez! ¡Aunque sea carnaval y vayas hecho un adefesio!

La verdad es que Julián, vocación de enterrador no tenía, pero descubrió que una buena respuesta ahorra mil preguntitas Eso sí, desde entonces, cuando coincide en el ascensor, los vecinos le miran calladitos y nunca más le han preguntado que qué quiere ser de mayor..