Locos...

21.06.2017

POESÍA

Silbó al viento

para ayudar a mover el aire del mundo

arrastrar músicas y palabras

lejanas y próximas,

la luz del sur y del norte,

las infantiles sonrisas de todos los continentes,

mi respiración y la tuya

mezclándolo todo, libremente...

Echó sal y agua al mar,

en una ceremonia de respeto y comunión

compartiendo los mismos elementos

que a diario disfrutaba en sus alimentos.

Sonrío al Sol para alumbrarlo,

agradeciendo su amor por la luz

por la vida y su agotador esfuerzo

que algún día acabará apagándolo.

Caminó por los cauces de los ríos

para guiarlos

acompañando al atronador torrente

vigilando el arrullo del cauce manso

bendiciendo las aguas en la desembocadura

en el sagrado bautismo oceánico.

Subió a los montes

a escuchar la soledad, la paz, la belleza

en la geografía existente

más próxima a las estrellas.

Y al final,

cuando los que le tenían por loco, dormían

cerró los ojos para oscurecer la noche

y en ella se fundió para siempre.

Pasará un segundo

o quizá años antes de que despierte.

Volverá cuando abras alguno de sus libros

recorras sus palabras y te sientas empujado,

atrapado viviendo la vida de otros,

y al verte alguien con tanta pasión leyendo

pensara que tú también.... estás loco.