Domingo de paseo

22.05.2017

POESÍA 

Está la sombra arrinconada entre calles solitarias

apenas un leve reflejo del sol pinta algún brillo

añade algo de calor al gris del suelo

Mis pasos como quietos

no suenan, ni me llevan lejos

sostienen mi cuerpo y la mirada

cuando entre los edificios

busco nubes en el azul inmenso.

Y enmarcadas por fachadas y tejados

asoma alguna nube en el cielo

El suelo abajo, soporta el sol...

El suelo abajo, soporta sombras...

El suelo abajo, soporta reflejos perdidos...

El suelo abajo, soporta mis pasos...

y cuatro calles más abajo

pienso, no hay suelo, solo agua

el mar estará bañando de luces.

El mar se baña de sol...

El mar no tiene sombras...

El mar se pinta de estelas blancas...

y en la calle, mis pasos como quietos

no suenan, ni me llevan lejos

sostienen mi cuerpo y la mirada

cuando entre los edificios

busco nubes en el azul del cielo

y huele a mar a lo lejos...