Compás

02.07.2017

POESÍA

Un, dos, tres, un, dos, tres...

vivo compás

ritmo continuo

un corazón

sin relojes.

La arena cayendo

vivido lo vivido

con luces y sombras

construye la atalaya

desde dónde miramos al mundo

más alta,

más alta,

cada vez más alta

y es la luz de arena

la que nos hace brillar

hasta el último grano

un, dos, tres, un, dos, tres...

Podemos parar

un, dos, tres, un, dos, tres...

pero solo al final

un, dos.