El árbol que navegó

02.02.2017

POESÍA

En el silencio varado

la luz definía quietud

en la tarde que nada buscaba

nos encontramos los dos.

Y el mundo dormido, quizá

por qué no.

Yo miraba asombrado

tu inexplicable aparición

mientras la luz 

contigo se estrellaba

tan asombrada como yo

al ver tu tronco pulido

que un día el bosque abandonó

porque la tierra no le pudo dar

el sabor de la sal

ni los brillos de la mar...